¡Aprende a fabricar de todo!

BASE PARA PORTÁTILES CON REFRIGERACIÓN

Buenas tardes.

 

Hoy os traigo un montaje que pienso poner en práctica porque, aparte de disponer de la mayoría del material que hace falta estoy empezando a tener ciertos problemas de temperatura en el portátil. Y es que el montaje que vamos a abordar hoy consiste en un soporte para portátiles que además genera un flujo de aire para refrigerar el procesador.

Para este montaje necesitaremos:

-Una bandeja de rejilla de las que se usan para llevar el desayuno a la cama.

-Un ventilador de fuente de alimentación de PC.

-Cuatro bridas.

-Un cargador de móvil viejo que no uséis, o en su defecto un cable de USB.

-Un soldador, y estaño. O en cambio una ficha de empalme pequeña.

-Una sierra para metales.

-Alicates universales.

-Destornillador de precisión de punta de pala.

El montaje es básico, pero se puede complicar todo lo que queráis. El modelo básico para echar a andar este aparato la muestro aquí. Es muy posible que yo al ventilador le añada una rejilla en la entrada de aire para que no impulse el polvo del escritorio hacia la rejilla del portátil, y que a la hora de soldarlo le ponga cinta adhesiva o funda termo-retráctil para que no provoque un corto algún día.

Pero con el montaje que tenéis aquí expuesto hoy va que chuta por ahora si no os queréis comer demasiado el talento.

Montaje:

Bandeja de comida

Bueno, lo primero es coger la bandeja de rejilla y recortarle las dos patas de un lateral. Entonces tendremos una bandeja pati-coja.

Ahora la parte a la que le hemos recortado las patas la doblamos hacia arriba y hacia adentro con los alicates, primero por un lado y luego por otro. Si no os fiais de hacerlo con los alicates podéis atrapar la bandeja en el quicio de una puerta metálica para que haga de pinza, y doblar los dos extremos a la vez.

Una vez doblado la parte recortada le ponéis los tapones de las patas que habéis recortado, para que cuando pongáis el portátil no se ralle.

Las patas que han quedado largas las dobláis hacia adentro, a la altura de la mitad, para que la superficie de la rejilla al final quede inclinada. El resultado final debería quedar más o menos así:

Bandeja plegada

Una vez que tengamos la rejilla conformada cogeremos el ventilador de la fuente de PC. Tiene un cable rojo y otro negro, que son el positivo y el negativo. Estos dos cables los soldaremos o los empalmaremos gracias a la ficha de empalme al cargador de teléfonos móviles o al cable USB, siempre respetando que el positivo vaya con el positivo, y el negativo vaya con el negativo, sino el ventilador no funcionará.

Cuando comprobemos que el ventilador funciona correctamente, ya sea enchufando el cargador o el cable USB y viendo que anda y hecha aire, procederemos a agarrarlo a la rejilla.

Lo posicionaremos por debajo de la rejilla, y a través de los cuatro agujeros de la tornillería que tiene el ventilador haremos pasar las bridas de sujeción. Por el otro lado las bridas las agarraremos a la rejilla. Apretamos las cuatro bridas y YASTA!

El montaje debería quedar así:

Bandeja con ventilador usb

Montaje terminado

Recordad que, la elección de si debéis poner el cable USB o el cargador de móvil dependerá de si tenéis un enchufe cerca o de si tenéis un puerto USB libre donde conectar el Ventilador.

A parte, no os guiéis demasiado por la fotografía, ya que mi portátil tiene la entrada de aire del procesador a la derecha, y el vuestro podría estar a la izquierda. Examinad colocando el portátil encima de la rejilla sin nada montado para ver en qué lado le vendría mejor. No es plan de que la entrada de aire del procesador esté a la derecha y ustedes montéis el ventilador de la base a la izquierda porque no enfriaría el portátil por donde debe enfriarlo.

Ahm y otra cosa. Que nadie se vaya a poner a pensar que el ventilador va a funcionar a tope, porque tanto el cargador de móvil como el USB funcionan a 5V, y el ventilador va a tope a 12V, aparte el puerto USB solo puede drenar de media unos 500mA, pero es que así es mejor, porque hace mucho menos ruido, y yo no sé ustedes, pero yo prefiero no tener un ventilador que a la larga vaya a sonar como un tractor porque siempre va al tope de potencia. Menos ruido, más durabilidad. Y de paso una base para portátiles guay y por cuatro perras gordas.

 

Fuente: Instructables

 

P.D.:  Si te gusta el artículo compártelo con los demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

HTML tags are not allowed.